Tu postura te delata

Alguna vez escucharon la frase: “Un gesto vale más que mil palabras”. Supongo que sí. Y cuan cierta es, aunque la mayoría de las veces no lo tenemos en cuenta.

Según estudios e investigaciones, más de la mitad de la comunicación se realiza a nivel gestual, también conocida como lenguaje no verbal. Este tipo de comunicación es en parte innata, en parte imitativa y en parte aprendida.

En general, para el mismo mensaje utilizamos distintas partes del cuerpo sin pensar: los ojos, las manos, la postura. Es por ello que a veces enviamos señales contradictorias: contar una anécdota divertida sin que la expresión de la cara coincida con lo que se está diciendo.

Esto puede deberse a múltiples factores entre los cuales se destaca: hablar sobre algo y estar pensando en cualquier otra cosa que en ese momento me preocupa o inquieta.

Sería importante tener en cuenta que es más fácil engañar a través de las palabras, que a través de los gestos, porque salvo raras excepciones o en caso de gente preparada para ello (por ejemplo los actores) nuestro cuerpo dice mucho más que nuestras palabras.

Uno de los componentes más importantes dentro de la comunicación no verbal es la proxémica, palabra que define la distancia o proximidad física que existe entre las personas que están manteniendo una comunicación. La misma puede ser conocida también como la “burbuja” que se genera a nuestro alrededor y nos mantiene a cierta distancia de los demás.

En general utilizamos 4 tipos de distancia, sin saber que lo hacemos:
Distancia cercana o íntima: Espacio menor a un metro. Indica familiaridad.
Distancia personal: Espacio de 50 cm. a 100 cm., es la más cómoda y usual, considerándosela amistosa.
Distancia social: De uno a dos metros y medio. Se utiliza para primeros acercamientos.
Distancia pública: Va más allá de los dos metros y medio. Se considera impersonal. Se utiliza para discursos o conferencias.

Otra de las distancias a tener en cuenta, es la de la mirada. Nuestros ojos son la ventana del alma, por lo cual a través de ellos no sólo los demás pueden llegar a conocernos mejor, sino también, pesquisar nuestras intenciones.

Hay básicamente tres tipos de distancias:
Social: Triángulo que se forma al mirar a los ojos, llegando hasta la nariz.
Familiar: El triángulo se expande, incluyendo la boca.
Íntima: Cuando la mirada se extiende por debajo del rostro.

Pero atención, uno de los principales detalles a tener en cuenta es que cualquiera de los componentes de la comunicación no verbal debe ser tomado en su contexto y principalmente dentro de una cultura. La aclaración vale, para no llevarnos más de una sorpresa, ya que un mismo gesto en latitudes diferentes puede indicar algo diametralmente opuesto a lo conocido por nosotros.

La intención tampoco es ir por la vida pendientes de cómo se para el otro o cuánto me mira. Lo mejor sería tenerlo en cuenta para nosotros mismos, porque nos puede ayudar a causar una mejor impresión, sobre todo a la hora de presentarnos en entrevistas laborales.

Es por ello que les recuerdo algunas posturas clásicas, como ser:

Manos:
Palmas extendidas hacia delante: sinceridad, franqueza.
Las palmas frontales en cambio, estar a la defensiva.
Comerse las uñas: signo de inseguridad y nerviosismo.

Gestos que son considerados barrera (estar a la defensiva):
Cruzar los brazos sobre el pecho.
Cruzarse de piernas.
Cruce de piernas y brazos (indica doble defensa).

Gestos que indican aburrimiento:
Cruzar las piernas, balanceando ligeramente el pie.
Tamborileo de los dedos.
Quitarse “basuritas imaginarias” de la ropa.

Gestos considerados agresivos:
Puños cerrados.
Manos a la cadera.
Manos que toman los brazos por la espalda.

Recuerden: en momentos de extrema emoción, cuando no tenemos palabras, recurrimos a utilizar el contacto. Un abrazo, una mano en el hombro, una mirada, dicen con frecuencia, mucho más que las palabras. Pero no olviden que todo debe ser utilizado en su justa medida y sobre todo, en un contexto y relación social adecuada….

Lic. Adriana E. Sivolella
Psicóloga

About these ads

3 pensamientos en “Tu postura te delata

  1. Irma Mejía dice:

    Felicidades por abordar éste tema; considero que muy a menudo perdemos de vista este doble lenguaje; dicen los expertos que entre el 60 y 70% de lo que comunicamos lo hacemos mediante el lenguaje no verbal. Preocupante cuando no estamos concientes de ese aspecto. Me agradaría que continuaran con estos temas.

  2. Silvia Tidone dice:

    Irma,

    Gracias por seguirnos permanentemente. Te prometo que tocaremos el tema “lenguaje no verbal” en produndidad.

    Un beso grande.
    Silvia

  3. Beatriz Navés dice:

    Muy interesante la información. Tenemos que ser conscientes de nuestros gestos inconscientes.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s